Psicoterapia - Hipnoterapia

 

La hipnoterapia es una forma de psicoterapia que utiliza la hipnosis como herramienta para encontrar soluciones, pudiendo crear cambios en la colaboración de nuestro subconsciente para generar nuevas respuestas, pensamientos, actitudes o sentimientos.

En las sesiones de hipnoterapia la terapeuta ofrece a los/as pacientes la oportunidad de explorar caminos que les ayudarán a tomar decisiones, crear su historia y convertirse (de nuevo) en la persona que ellos/as quieren ser. También les ayuda a establecer la comunicación amistosa consigo mismos/as y les da instrumentos para alcanzar sus objetivos específicos.

¿EN QUÉ TE PUEDE AYUDAR LA HIPNOTERAPIA?

  • Construir el amor propio y la auto-aceptación, que a la vez puede aumentar la confianza en uno mismo y la autoestima;
  • Aprender a manejar mejor las emociones difíciles, los conflictos y el estrés;
  • Practicar un diálogo amable con uno mismo (y con otros), enraizado en una comprensión mejor, y aceptación más profunda de los distintos aspectos de su personalidad;
  • Eliminar fobias, ansiedades y otros desórdenes (incluyendo síntomas psicosomáticos) para facilitar un desarrollo personal más integrado;
  • Explorar opciones nuevas de carrera profesional y de formación, y tomar decisiones conscientes;
  • Liberarse uno mismo de adicciones como fumar;
  • Acceder a sus propios recursos de auto-sanación;

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la hipnosis?
Existen distintos tipos de hipnosis. La que quizás ya habéis visto en la televisión o durante un espectáculo no es la hipnosis practicada en los gabinetes de los hipnoterapeutas.

La hipnosis practicada en hipnoterapia es a menudo llamada “hipnosis ericksoniana”, pero también hablamos de hipnosis clínica, hipnosis médica, nueva hipnosis. Se trata de un estado alterado de conciencia a través del cual tendrá mejor acceso a sus recursos personales que en estado de vigilia, por tanto, la hipnosis no es tampoco el sueño.

¿Voy a recordar todo?
El miedo a olvidar la sesión y el temor a ser manipulado, son miedos comunes en aquellos pacientes que no conocen aún la hipnosis terapéutica. Provienen de creencias populares a menudo causadas por la mediatización de la hipnosis de espectáculo. Sarah Vandecasteele toma siempre el tiempo, durante el primer encuentro, para desmitificar este tipo de ideas, con el fin de crear un clima de confianza, adecuado al trabajo conjunto.

No hay mayor riesgo de olvidar lo que pasa durante la sesión que durante otros momentos de su vida. Puede que se sienta muy concentrado y recuerde exactamente la sesión de manera muy intensa, o puede ocurrir que tenga dificultad en concentrarse y se olvide de ciertas partes porque debido a una bajada de atención. Con entrenamiento, se puede aprender a mejorar la concentración durante el “trance”, particularmente interactuando más con el hipnoterapeuta. Por ejemplo, informarle de su situación y permitir de ese modo construir un escenario de manera conjunta según avanza la sesión. También es posible aprender a entrenar su memoria y su capacidad de concentración en la vida cotidiana gracias a la auto-hipnosis.

La amnesia “inducida” es, sin embargo, una técnica de hipnosis, en la que el terapeuta sugiere al paciente olvidar (dejar de lado, dejar atrás, etc) la sesión completa o en parte, pero es raramente utilizada y su éxito no está garantizado. Sarah Vandecasteele no la utiliza casi nunca y lo hace únicamente con el consentimiento del paciente si piensa que olvidar ciertas cosas le puede resultar beneficioso.

¿Siempre se realiza hipnosis en una sesión de psicoterapia?
No es necesario hacer una sesión de hipnosis en cada consulta. Sin embargo, dado que se trata de una herramienta poderosa que permite potencialmente alcanzar resultados rápidamente, se le propondrá hacer una sesión, no solamente durante las consultas, sino también en su casa (auto hipnosis).

También puede ocurrir que no se haga una sesión de hipnosis durante la consulta porque se haya decidido hacer otro tipo de ejercicio o, simplemente, porque hay una preferencia por tomar más tiempo para hablar, para evaluar, para considerar estrategias, etc.

Nunca se lleva a cabo una sesión de hipnosis (o muy raramente) durante la primera consulta porque Sarah Vandecasteele prefiere aprender a conocerle primero: conocer sus objetivos, su percepción del problema, las palabras que utiliza para describirlo, etc. Esto permite acceder a intervenciones “a medida”, es decir adaptadas a su personalidad y a sus especificidades/características. El enfoque será siempre diferente según la persona.

¿Tengo riesgo de quedarme dormido/a?
La hipnosis no es el estado de vigilia ni de sueño, es un estado diferente. Estudios científicos (études scientifiques) han demostrado que diferentes partes del cerebro no muestran la misma actividad en los distintos estados anteriormente nombrados. Algunas partes del cerebro implicadas están más o menos activas.

Si ocurre que un paciente se adormece durante una sesión de hipnosis, es debido a que entran en un estado de relajación profunda. Algunos piensan que el inconsciente queda receptivo a la sesión, sin embargo no es necesariamente el objetivo de la terapeuta. Si el paciente se duerme no disfruta de la sesión de la misma forma. Una manera de mantener despierto al paciente es haciéndole participar en la sesión, por ejemplo haciéndole preguntas o creando el escenario hipnótico con él. Por estas razones, Sarah Vandecasteele ha desarrollado un estilo muy interactivo de hipnosis en el que el paciente participa de manera activa a su propia sesión.

¿Quieres pedir una cita para una sesión?

Contacto

Tfno. 603 59 16 96
sarahvdc@gmail.com

Tarifas Psicoterapia

60 min – 55 €

Tarifas Hipnoterapia*

60 min – 65 €
90 min – 90 €

* Incluye el acceso al audio de las sesiones de hipnosis bajo petición.

¿Cómo transcurre una sesión?

Nunca hay sesión de hipnosis durante la primera cita psicoterapéutica ya que es importante conocerse en primer lugar (que previamente haya un conocimiento mutuo paciente-terapeuta) y definir el objetivo del trabajo conjunto.

Durante la segunda cita, si estás preparado y la terapeuta estima haber reunido suficientes elementos, se propondrá una primera sesión de hipnosis. Si nunca has participado en una sesión de este tipo, ésta te servirá para descubrir este estado de forma agradable y relativamente liviana, de manera que puedas “observar” tu sesión de hipnosis estando tranquilo y relajado.

La sesión de hipnosis dura en si misma entre 15 y 30 minutos, según su desarrollo. Siempre le precede un diálogo y al finalizar hay un “feed-back” en el que puedes, si así lo deseas, compartir lo que has observado durante la sesión.

¿Cuánto duran las consultas? ¿Cuánto tiempo dura la terapia?

Las consultas duran entre 45 minutos y una hora (excepto las sesiones de 1 hora y media, que pueden durar entre 75 y 90 minutos)
Las sesiones de hipnosis duran de 15 a 30 minutos.

La terapia dura de media entre 10 y 12 consultas. Es, por tanto, una “terapia breve” en la que se establecen un o varios objetivos desde la primera consulta y se hacen evaluaciones regularmente para saber si usted tiene la impresión de avanzar en la terapia.

Sarah Vandecasteele

Sarah Vandecasteele

Psicóloga, hipnoterapeuta, formadora

Sarah es psicóloga belga, formadora y hipnoterapeuta. Experta en temas de felicidad, auto-estima y confianza en uno mismo, utiliza una gama de métodos terapéuticos incluyendo Hipnoterapia y la Terapia Orientada a la Solución.

Trabaja en Bruselas y Barcelona como hipnoterapeuta certificada. Ha desarrollado protocolos dirigidos para, a través de la auto-hipnosis, autocurarse de una variedad de problemas,

Como formadora, Sarah comparte instrumentos con otros terapeutas y sanadores, ilustra conceptos con ejemplos concretos e intenta ofrecer oportunidades de practicar en pequeños grupos. Ha dado formaciones en España, Bélgica, Países Bajos, Túnez, Palestina e Indonesia.

Puedes visitar su web en http://www.sarahvdc.com/