Medicina Tradicional China

Valoración diagnóstica según los principios de la MTC

¿En qué consiste?

La Medicina Tradicional China (MTC), cuyos orígenes se remontan miles de años atrás, se desarrolló basándose en la experiencia empírica, que más tarde sería traducida a la práctica. Es una medicina preventiva, que lleva intrínseca la filosofía de llevar una vida ordenada, una buena alimentación y el ejercicio. Siguiendo una visión macroscópica de la salud y la enfermedad, el diagnóstico según la MTC se basa en observar a la persona globalmente, en todo su contexto, pues se considera que ningún fenómeno puede ser analizado de forma aislada. Así, se consigue tratar a la persona, y no a la enfermedad. Los textos clásicos describen varios métodos diagnósticos, para valorar los niveles de salud y la falta de armonía de manera global. Estos son:

  • Mirar y observar (望 wàng)
  • Escuchar (y oler) (闻/聞 wén)
  • Palpar y sentir (切 qiè)
  • Formular preguntas (问/問 wèn)

La información reunida durante el diagnóstico se analiza utilizando los diferentes sistemas y principios teóricos de la MTC de manera que se pueda identificar el patrón de desarmonía. Las teorías del Yin/Yang y de los 5 Elementos (Wu Xing) se aplican a todos los ámbitos, y no sólo al cuerpo; la teoría de síndromes Zang-Fu (órganos y vísceras internos), de los meridianos o del triple calentador (San Jiao) son más específicas. Además, las enfermedades se pueden clasificar de acuerdo a los Ocho Principios, los Seis Niveles, o las Cuatro Fases. De este modo es posible desarrollar un cuadro global de la constitución y condición de la persona, de modo que se pueda identificar el patrón de desarmonía subyacente, la causa del mismo, y consecuentemente decidir sobre la forma óptima de tratamiento. ¿Te gustaría hacer una consulta?

Técnicas de diagnóstico

Pulso

Diagnóstico por el pulso

Las técnicas diagnósticas de observación incluyen la observación de la lengua, cara, piel, postura, constitución, ojos, uñas. De éstas, la más importante es el diagnóstico de la lengua. También se ha de escuchar atentamente el sonido de la voz del paciente, además de los posibles ruidos de las vías respiratorias, el aparato digestivo, las articulaciones, etc. Matices sutiles del olor natural del cuerpo también facilitan información útil para el diagnóstico. La palpación del pulso es el método diagnóstico más complejo y completo de todos. Mediante la toma del pulso en diferentes posiciones de la arteria radial, se puede evaluar el flujo de energía en cada meridiano. Dentro de las técnicas mediante el tacto, también se encuentra la palpación del abdomen, la comparación de la temperatura en diversas partes del cuerpo, así como la percepción mediante el tacto de la energía en los diferentes puntos y meridianos. Finalmente, se realizan preguntas detalladas sobre el estado actual de salud y el historial clínico, problemas de salud más importantes, hábitos personales (dieta, ejercicios), patrones de sueño, cambios emocionales, entorno, salud de la familia, y en general, cualquier cosa que pueda ofrecer pistas sobre el equilibrio o desequilibrio de la persona.

¿Cómo es una sesión?

Una valoración (o diagnóstico) completo puede llevar de 60 a 90 minutos. Normalmente el diagnóstico se utiliza como parte de un tratamiento de Acupuntura o de Shiatsu. También puede hacerse de forma independiente, si se desea conocer con más precisión el nivel de salud y para introducir cambios saludables en la dieta, hábitos, etc.

¿Quieres pedir una cita?