Se acerca el invierno

by | jueves, 22 diciembre 2011 | 0 comments

(Winter is Coming…) *guiño, guiño*

O más bien, el invierno ya está aquí, pues el solsticio de invierno ha sido oficialmente hoy, jueves 22 de diciembre, a las 6:30 de la mañana, hora peninsular (pues el giro de la Tierra alrededor del Sol es algo más caprichoso de lo que generalmente se piensa, y los solsticios y equinocios varían de año a año). Según el instituto geográfico nacional, será el invierno más corto desde hace algunos siglos, pero no os emocionéis demasiado, tan sólo será unas horas más corto ;).

Los días oscuros y el frío nos invitan a quedarnos en casa, a descansar, a estar con la familia y a recordar el año. También comienzan a fraguarse las semillas que brotarán en la próxima primavera. Es una estación orientada al descanso y a la reflexión, en la que muchas personas se sienten más sensibles.

Invierno

Aunque a partir del solsticio de invierno los días comienzan a alargarse (lo que marca el inicio del cambio del Yin al Yang), es la estación más Yin: la más fría y oscura. El invierno es la estación en la que la energía de la naturaleza se retrae: las plantas parecen muertas, los animales hibernan; todo está en stand-by, esperando a renacer en primavera.

Según la teoría de los cinco elementos (wǔxíng, 五行), el invierno está gobernado por el elemento Agua, y es el más bipolar y paradógico de los elementos o trasformaciones. El Agua puede manifestarse en forma de vapor o de hielo; elevarse miles de metros en las nubes, o estar en lo más profundo de las simas oceánicas. El Agua puede ser clara como un espejo o turbulenta; pasiva y activa, puede asociarse tanto con la quietud y la calma como con el movimiento y la tempestad. Estos opuestos sin embargo no son contradictorios, sino globales: al igual que el Yin y el Yang forman parte de un todo.

Entre las asociaciones del Agua están el sabor salado, el color negro (o azul oscuro), el clima frío, y en el cuerpo humano el sentido del oído, el cerebro y la médula espinal, los huesos, los riñones y la vejiga, y el sistema y órganos reproductores. La emoción es el miedoy el sonido es el gruñido profundo.

El invierno y el elemento agua están relacionados con la concepción, el pasado más profundo y remoto del ser, el comienzo de la vida, pero también, con la muerte (volviendo a los antagonistas complementarios que comentábamos antes). Según el pensamiento chino, ambos son parte de un continuo: el agua fluye y es este flujo ininterrumpido el que genera vida y diversidad, la muerte es necesaria en la naturaleza para que la vida siga su curso.

Como elemento dual, el Agua y los Riñones son la base del Yin y el Yang de todo el cuerpo. Así, es especialmente importante cuidar de nuestros Riñones ahora en invierno. Al igual que la naturaleza, las personas debemos limitar conscientemente las actividades, tanto físicas como mentales, reponer las fuerzas y recargar las pilas. En lugar de desperdiciar energía hacia el exterior, hay que acumularla en el interior. En estos meses hay que cuidar especialmente la nutrición, el descanso y mantenernos calientes. No queremos decir que haya que hacerse una bola en el sofá como una marmota hasta la llegada de la prmavera. Se trata de evitar los sobre-esfuerzos, buscar actividades más tranquilas, y aprovechar para nutrir tanto nuestro cuerpo como nuestras emociones. Puedes dedicar algún tiempo para conectar con la Esencia del Riñón (tus orígenes), compartiendo momentos con tus padres y abuelos, repasando viejos álbumes de fotos….

La dieta será más rica en proteínas y grasas, especialmente legumbres y productos del mar, que nos mantendrán calientes y nutrirán la esencia del Riñón. Perno no hay que perder de vista la moderación: lo que guardemos ahora en el cuerpo aflorará en Primavera con la explosión de Yang de la estación, y los excesos tradicionales navideños nos pasarán factura. Los cereales integrales cocidos a fuego suave durante largo tiempo nos darán calor y vitalidad. Las algas y otros productos marinos nos nutrirán de minerales y oligoelementos imprescindibles para el metabolismo. La sal común o cloruro sódico (NaCl) se considera la sal básica del cuerpo, y es necesaria para gran parte de las funciones corporales. Sin embargo, abusar de la sal puede traer graves consecuencias para la salud, especialmente para el Riñón y el Corazón: hipertensión, insuficiencia y cólicos renales, retención de líquidos… Es por ello que en general es mejor intentar obtener la mayor parte de la sal necesaria de alimentos que naturalmente contienen cloruro sódico y otras sales. Sobre todo, es importante evitar el salero en la mesa y añadir sal refinada cruda a los alimentos ya cocinados. Acostumbrando al paladar a comer con menos sal, podrás empezar a apreciar un montón de sabores más sutiles que hasta ahora estaban enmascarados.

Si tienes más sueño de lo normal, no te preocupes: tu cuerpo está adaptándose a la estación. Es el momento de dormir y comenzar a soñar. Si eres especialmente miedoso/a, sobre todo cuando esos miedos son trascendentales, metafísicos y profundos, es posible que la energía de tus Riñones esté débil. Si por el contrario, eres temerario/a y no le temes a nada, también es un síntoma de desequilibrio en tu elemento Agua.

Finalmente, os dejo un pequeño resumen de asociaciones del Agua-Invierno:

Elemento Agua
Estación Invierno
Fase Vital Muerte / Concepción
Factor climático Frío
Dirección Norte
Movimiento Fluctuante, flotante, neutro
Órgano / Víscera Riñón / Vejiga
Sentido Oído
Órgano sensorial Oído – oreja
Color Negro – azul oscuro
Sabor Salado
Emoción Miedo
Sonido Gruñido
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

Terapeuta de Shiatsu Zen

Soy una ingeniera informática que un día decidió dejar su trabajo para dedicarse de pleno a su pasión: el Shiatsu, la Medicina Tradicional China, la salud y el bienestar. Desde entonces he trabajado y colaborado con varios centros de terapias naturales como terapeuta de Shiatsu y masajista.

En 2011 lancé AMALUR ZEN como  un blog sobre Shiatsu y salud y en 2013 abrí el centro de terapias  AMALUR ZEN ~ Bienestar Integral,  donde comparto el espacio con un equipo multidisciplinar de terapeutas.  ¿Quieres conocer mi historia?