Funciones del Pulmón: fisiología, medicina china y shiatsu (Parte 2 de 3)

by | lunes, 7 noviembre 2011 | 3 comments

[Segunda parte de la serie “Funciones del Pulmón”. Puedes leer la primera parte, “Anatomía y fisiología – Estructura y Función” aquí]

El Pulmón pertenece al elemento Metal, y como tal su energía es vital. Su órgano Yang asociado es el Intestino Grueso, y entre los dos se encargan de la comunicación del cuerpo con el exterior, delimitando nuestro yo de lo externo, y siendo unos de los principales encargados de tomar energía vital y eliminar lo que el cuerpo ya no necesita. El Pulmón es el órgano Yin más externo, es la conexión entre el cuerpo y el mundo externo. Por eso el Pulmón es atacado fácilmente por factores climáticos, es el más vulnerable.

Meridiano de Pulmón

Funciones del Pulmón según la Medicina China

Ahora que ya conocemos un poco mejor cómo son y cómo funcionan los Pulmones, vamos a ver qué funciones otorga la Medicina Tradicional China a este órgano:

1. Gobierna el Qi y la respiración
Esta es la función más importante del Pulmón, que además coincide con su función fisiológica. Qi (氣, qì) en chino significa literalmente aire, y por eso se considera que la respiración es el control del Qi: el Pulmón extrae “Qi Puro” del aire (o “Qi Celeste”) para después poder ser utilizado por el cuerpo. Esto quiere decir dos cosas:

  • El Pulmón inhala “Qi Puro” y exhala “Qi Impuro” (o “sucio”). Este intercambio de aire, análogo al intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, permite el funcionamiento de todos los procesos fisiológicos del cuerpo, cuyo combustible básico en la MTC es el Qi.
  • El Pulmón participa en el proceso de formación del “Qi de Reunión” (Zong Qi) [1]: el “Qi Puro” de los Pulmones se combina con el “Qi de los Alimentos” que viene del Bazo. Después el Pulmón envía el Qi a todo el cuerpo para nutrir los tejidos y llevar a cabo los procesos fisiológicos.

Por su ubicación en el pecho, el “Qi de Reunión” (también llamado “Gran Qi“), afecta especialmente al Pulmón y al Corazón. Cuando el Qi de Pulmón es débil, hay voz débil, cansancio, tos, insuficiencia respiratoria….

2. Controla los canales y los vasos sanguíneos
Según el texto clásico Su Wen (“Las preguntas Simples”), el Pulmón es como un consejero o ministro que ayuda al Emperador (el Corazón) y “determina la orientación política”. Traducido a funciones orgánicas, quiere decir que ayuda al Corazón a hacer circular la Sangre. Como el Pulmón gobierna el Qi, no sólo controla la circulación del Qi en los vasos sanguíneos, sino también en los meridianos (o canales energéticos).

3. Controla la “dispersión” y el “descenso”
La función dispersante del Pulmón consiste en difundir o propagar el Wei Qi (“Qi Defensivo”) y los Líquidos Orgánicos por todo el cuerpo, especialmente al “espacio entre la piel y los músculos”. Así, gracias a la energía del Pulmón, el “Qi Defensivo” se encarga de calentar la piel y los músculos, así como de proteger al cuerpo de los factores patógenos externos. La energía del Pulmón también lleva los Líquidos Orgánicos a la piel, hidratándola y regulando los poros y controlando el sudor. En general, la labor de dispersión del Pulmón permite nutrir a todos los tejidos del cuerpo.

La función descendente del Pulmón tiene que ver con su ubicación: al ser el órgano situado más arriba dentro del cuerpo, los textos clásicos chinos consideraban los Pulmones la “tapa” de la estructura energética del cuerpo. Al estar en la posición más alta y ser además el encargado de captar el Qi del aire, el Qi de Pulmón tiene que descender para comunicarse con el Riñón, que responde almacenando el Qi.

4. Gobierna las “Vías del Agua”
El Pulmón juega un papel vital en la circulación de los Líquidos Orgánicos. La función descendente de la que hablábamos no sólo se encarga de hacer descender el Qi, sino también los Líquidos Orgánicos, de ahí la importancia del Pulmón en los casos de retención de líquidos y enemas. Los Pulmones reciben líquidos refinados por el Bazo (procedentes de la alimentación), y los dispersa por todo el cuerpo “como una fina neblina”.

5. Controla la piel y el pelo
La salud del Pulmón se manifiesta en la piel y el cabello. Esta función está muy relacionada con las dos anteriores: cuando la función dispersante del Pulmón no es suficiente, la piel y el cabello estarán secos. También según la medicina moderna se considera la piel como el “tercer pulmón”. Un exceso de sudor, o la incapacidad de sudar, también están relacionados con el Qi de Pulmón (porque el Pulmón controla el Wei Qi, y los poros de la piel, aunque es el Corazón el que controla el sudor en sí mismo).

6. Se abre en la nariz
Los Pulmones se comunican con el exterior a través de la nariz, y la respiración se efectúa a través de ella. Según la Medicina China el Pulmón también nos procura el sentido del olfato.

7. Alberga el Alma Corpórea, Po
El aspecto psíquico del Pulmón es el Po o Alma Corpórea, la parte “más terrenal” de la psique según la cosmología china, que vuelve a la tierra al morir. A nivel emocional la tristeza obstruye la energía del Pulmón, y afecta directamente al Po. También es fundamental para percibir las sensaciones corporales y los estímulos sensoriales que recibimos desde el exterior.


En el siguiente post, más sobre el Pulmón según el Shiatsu

[1] Nota: Reconozco que con todos los tipos de Qi que hay, es un poco lío… creo que ya va siendo hora de que Amalur le dedique un buen artículo al Qi, ¿no? 😉


Bibliografía:

  • Los Fundamentos de la Medicina  China” – G. Maciocia (Aneid Press)
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

Terapeuta de Shiatsu Zen

Soy una ingeniera informática que un día decidió dejar su trabajo para dedicarse de pleno a su pasión: el Shiatsu, la Medicina Tradicional China, la salud y el bienestar. Desde entonces he trabajado y colaborado con varios centros de terapias naturales como terapeuta de Shiatsu y masajista.

En 2011 lancé AMALUR ZEN como  un blog sobre Shiatsu y salud y en 2013 abrí el centro de terapias  AMALUR ZEN ~ Bienestar Integral,  donde comparto el espacio con un equipo multidisciplinar de terapeutas.  ¿Quieres conocer mi historia?