El Ki de las Nueve Estrellas

by | miércoles, 9 febrero 2011 | 12 comments

Tortuga Lo Shu

Cuenta la leyenda que hace más de 4000 años, el gran Emperador Yu (大禹 Dà-Yǔ) de la dinastía Xian (夏朝) observó como la noble Tortuga emergía del Río Amarillo, llevando sobre su enorme caparazón nueve números que estaban ordenados en forma de panel. Este panel sería después conocido como el Lo Shu (洛书, luò shū), y es el predecesor del Pakua (o bā guà,八卦). El Lo Shu (o “cuadrado mágico”) ha sido utilizado en diferentes formas por el FengShui desde hace milenios, para predecir los cambios de la tierra y los cielos, los ciclos de las estaciones, el viento (fēng 風) y el agua (shuǐ 水).

Más allá de la leyenda, todas las grandes civilizaciones han tenido sus sistemas astrológicos, los cuales utilizaban para predecir el futuro, tomar decisiones respecto a las cosechas, la política y otros asuntos (Mayas, Egipcios, Babilonios, Griegos….). Quizá una de las formas más antiguas de astrología y numerología fue la desarrollada en la antigua china, donde los geomantes calculaban las influencias e interrelaciones de los campos energéticos de la tierra y el cielo, a través del espacio y el tiempo y lo expresaban numéricamente.

Los antiguos orientales pensaban que el Qi [1] universal procedía del espacio, llegaba a la tierra a través del filtro de nueve estrellas (Polaris, Vega, y las 7 estrellas del Gran Carro u Osa Mayor) y que el movimiento cambiante de su emplazamiento provocaba cambios en el mundo. Las Nueve Estrellas se emplazaron en el cuadrado mágico o Lo Shu, una en el eje central y ocho alrededor de este centro, para categorizar las distintas energías que devenían de la influencia estelar y reflejar en él sus movimientos cíclicos; se convirtió en un sistema de interpretación y adivinación de los cambios entre el cielo y la tierra, en un método de lectura de los parámetros temporales.

Cuadrado Ki 9 estrellas

El Ki de las Nueve Estrellas es el método de adivinación japonés basado en el Lo Shu chino. Mediante este sistema, es posible determinar la personalidad básica de una persona, su carácter emocional y el comportamiento externo, calculando los tres números personales con la fecha de nacimiento. También se puede determinar la dirección del movimiento de la energía del Ki, de modo que se pueden hacer predicciones sobre el mes actual, el año y ciclos de 9 y 81 años.

El número Ki principal, también llamado Esencia o de personalidad, se calcula con el año de nacimiento (teniendo en cuenta el calendario chino, donde el año nuevo comienza la segunda luna nueva después del solsticio de invierno, entre mediados de enero y mediados de febrero). Las características energéticas que se desprenden de la Esencia se asocian con la naturaleza básica de una persona, con sus potenciales. Define su fuerza interior y la personalidad.

El número Ki secundario es denominado Ascendente o número emocional, y se calcula con el mes de nacimiento. El Ascendente se considera como el referente energético de nuestra vida emocional, de nuestra manifestación antes de la madurez y de aquellas conductas en las que caemos cuando no desarrollamos nuestros potenciales. Representa los condicionamientos emocionales, los patrones de conducta en los que caemos cuando estamos bajo presión. Se interpreta como el número principal de nuestra niñez, que rige la personalidad antes de los dieciocho años. De ahí que también se considere como el número de nuestro niño interior.

Existe un tercer número que surge de las relaciones de los dos números básicos, el número de la Tendencia. La tendencia no se utiliza para definir la personalidad y se considera como el tipo de energía que desplegamos al primer contacto con alguien desconocido, la actitud que mostramos al acercarnos por primera vez a alguien y, por lo tanto, la primera impresión que les causamos a los demás.

Cada número está relacionado a su vez con un elemento, con una polaridad, y con una serie de características psicológicas generales.
1: Agua
2,5,8: Tierra
3,4: Madera
6,7: Metal
9: Fuego

Para calcular tu número principal o Esencia, debes hacer este sencillo cálculo:

  1. Sumas todos los dígitos de tu año de nacimiento, hasta reducirlos a un sólo dígito:

Ej: 1983 -> 1+9+8+3 = 21 -> 2+1 = 3

  1. Restas el número anterior de 11:

Ej: 11 – 3 = 8

En este ejemplo, el número de la personalidad es el 8-Tierra.

(Continúa en Parte 2)


Hasta aquí el artículo de hoy. Dejaremos el cálculo de los otros números y los detalles del significado de cada número para próximos artículos.
Si quieres conocer más, aquí dejo estos enlaces:

Y si quieres profundizar aún más en el tema, te recomiendo los siguientes libros:

  • Michio Kushi, “El ki de las 9 estrellas”
  • Bob Sachs, “El Ki de las 9 Estrellas”

Nota: Si te has preguntado por qué a veces aparece la palabra Qi y otras Ki…
Qi es en chino (chino simplificado: 气, chino tradicional: 氣, pinyin: qì, pronunciado “chi”), mientras que Ki es en japonés (pronunciado “ki”).

En Amalur Zen intentamos seguir una política de terminología para todas las palabras en otros idiomas, intentando ser siempre lo más fieles y coherentes posible, porque somos un poco “frikis”, y nos gustan los idiomas :).

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

Terapeuta de Shiatsu Zen

Soy una ingeniera informática que un día decidió dejar su trabajo para dedicarse de pleno a su pasión: el Shiatsu, la Medicina Tradicional China, la salud y el bienestar. Desde entonces he trabajado y colaborado con varios centros de terapias naturales como terapeuta de Shiatsu y masajista.

En 2011 lancé AMALUR ZEN como  un blog sobre Shiatsu y salud y en 2013 abrí el centro de terapias  AMALUR ZEN ~ Bienestar Integral,  donde comparto el espacio con un equipo multidisciplinar de terapeutas.  ¿Quieres conocer mi historia?