Diagnóstico Hara según el Shiatsu Zen

by | martes, 29 mayo 2012 | 0 comments

Hara (はら) en japonés quiere decir, literalmente, “abdomen”. Puede referirse a toda la zona abdominal, o más concretamente, a la zona por debajo del ombligo, donde los chinos localizan el Tan Tien (o dān tián 丹田). Hara también quiere decir “la intención verdadera”, a la hora de hacer algo.

Para los japoneses el Hara es el centro vital más importante en el cuerpo humano, es la fuente de la vida y el origen del Ki, y esto está presente de manera muy profunda y arraigada en su cultura. Trabajar “desde el Hara” es la forma correcta de enfocar la energía y la atención en aquello que estás trabajando. Si practicas algún arte marcial, como el aikido, sabrás perfectamente a qué me refiero. Pero el trabajar desde el Hara va más allá: desde abrir un bote de conserva o barrer el suelo de tu casa, hasta practicar caligrafía (shodō) o arreglo floral (ikebana), y por supuesto, practicar Shiatsu. Cualquier acción o gesto se vuelve más preciso, eficaz y consciente cuando se realiza desde el Hara y la atención.

Hoy me gustaría profundizar en el diagnóstico a través del Hara o abdomen, uno de los métodos diagnósticos más importantes en Japón. Éste no es exclusivo del Shiatsu, si no que también es utilizado por acupuntores, practicantes de Anma y otros. En la consulta, aunque la primera vez siempre explico qué voy a hacer, la mayoría de pacientes se sorprenden cuando comenzamos la sesión de Shiatsu palpando el abdomen. Con este artículo espero aclarar más dudas sobre por qué tocamos la barriga, qué información nos da, y la importancia del Hara en general (del que ya hablamos en el artículo de introducción al Ampuku).

(Nota: el diagnóstico Hara es un procedimiento complejo y sutil, si quieres aprender a practicarlo puedes encontrar información mucho más detallada en el libro de Carola Beresford-Cooke – “Teoría y Práctica del Shiatsu”, pero sobre todo, necesitarás un buen maestro).

Shizuto Masunaga, quien desarrolló el Zen Shiatsu, consideraba el Hara como el origen de todos los meridianos del cuerpo. A través de sus estudios y del trabajo constante con pacientes definió en el abdomen 12 zonas diagnósticas, correspondientes a los 12 meridianos principales. A través de la palpación de estas zonas, es posible encontrar los meridianos más Kyo (きょ, vacío, necesidad) y los más Jitsu (じつ, plenitud, exceso), y así determinar la pauta de tratamiento.

Técnica de diagnóstico

Diagnóstico Hara

HT = Corazón (1, 5)
GB = Vesícula Biliar (2)
LIV = Hígado (3)
LU = Pulmón (4 derecha, 8 izquierda)
ST = Estómago (6)
TH = Triple calentador (7)
HC = Pericardio (Maestro Corazón) (9)
SP = Bazo (10)
KI = Riñón (11)
BL = Vejiga (12)
LI = Intestino Grueso (13 izquierda, 15 derecha)
SI = Intestino Delgado (14 izquierda, 16 derecha)

 

El diagnóstico se ha de realizar en un estado de relajación y mente “en blanco”, con cierta ingenuidad (sin ninguna idea preconcebida, sin pretensiones), y con la respiración y la atención centrada en nuestro Hara. Nos situamos a la altura del Hara del paciente, y posamos una mano sobre su abdomen. Es importante observar (sin intentar cambiarlo) el estado de nuestra mente y nuestro Ki primero, y después contactar o “sintonizar” con el del paciente: todo nuestro cuerpo se convierte en una antena receptora de la información enviada por el cuerpo del paciente.

Las zonas diagnósticas se palpan con una presión muy ligera, con las yemas de los dedos relajados. Buscamos contactar con el Ki y los meridianos, y no necesariamente con los órganos internos. Una de las propuestas más extendidas sobre el orden de las zonas a palpar es la mostrada el dibujo de arriba (extraído del libro “Teoría y Práctica del Shiatsu”). Se palpan todas las áreas sin pararse a deliberar, con la mente abierta, atenta pero sin reflexionar. Después de palpar todas las zonas, nos preguntaremos: ¿cuál es el meridiano más Jitsu? ¿cuál es el más Kyo?

Cualidades Jitsu evidencia, actividad energética, sensación de presencia, de movimiento, reacción, resistencia activa, calor, pulsación, hormigueo en dedos, sensación de rechazo
Cualidades Kyo

oquedad, vacío, falta de energía, frío, inactividad, resistencia pasiva, rigidez

Finalmente, comprobaremos que efectivamente, hemos encontrado la zona más Kyo y la más Jitsu, posando las manos en ambas zonas a la vez, y notando la conexión entre las dos, que la zona Kyo y la zona Jitsu reaccionan de algún modo al ponerlas en contacto.

Es importante que la palpación no sea excesiva. Por una parte, hay que fiarse de la primera impresión, y alargar el diagnóstico confundirá más. Por otra parte, las zonas del Hara son también zonas de tratamiento, y una palpación prolongada cambiará la cualidad energética, pues estaremos tratando el meridiano correspondiente.

En el siguiente vídeo se puede ver una demostración de diagnóstico Hara hecha por Clifford Andrews. En el vídeo, Cliff cuenta también cómo ha evolucionado el diagnóstico Hara en el Shiatsu Zen, desde una presión más profunda y prolongada, a una presión más superficial, ligera y dinámica.

Así, el Hara nos da información muy valiosa de qué meridianos necesitan ser tonificados, qué meridianos necesitan ser dispersados y el estado general del Ki del paciente. El Hara puede volver a comprobarse a lo largo de la sesión de tratamiento, y al final de la misma, para comprobar los cambios en el Ki.

Otras metodologías de diagnóstico Hara

Esta metodología de diagnóstico es específica del Shiatsu Zen, pero como mencionaba más arriba, existen otras. Gracias al curso “Perfeccionamiento en diagnóstico oriental” impartido por Alex Contijoch en la Escuela Superior de Medicina China de Barcelona, al que asistí el pasado fin de semana, he podido conocer otras metodologías de diagnóstico por el abdomen.

Ya en el Clásico de las Dificultades – Nan Jing se mencionaba la localización de los cinco elementos en áreas concretas del abdomen (curiosamente, el Hígado se localiza en el lado izquierdo del cuerpo, en contraposición con la ubicación anatómica del órgano).

Diagnóstico Hara según 5 elementos

La mayoría de las metodologías de diagnóstico por el abdomen han sido desarrolladas en Japón. Algunas se basan en puntos concretos (coincidiendo o no con puntos de acupuntura), y otras son más bien regiones. En las diferentes técnicas se buscan masas, zonas rígidas o blandas, cambios de temperatura, textura, zonas de dolor…

Y tú, ¿practicas algún diagnóstico por el abdomen? Te invito a compartir tus experiencias en los comentarios.


¡Desde aquí quiero dar las gracias a Alex y a la Fundación Europea de Medicina Tradicional China por este interesante curso sobre el diagnóstico!.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

Terapeuta de Shiatsu Zen

Soy una ingeniera informática que un día decidió dejar su trabajo para dedicarse de pleno a su pasión: el Shiatsu, la Medicina Tradicional China, la salud y el bienestar. Desde entonces he trabajado y colaborado con varios centros de terapias naturales como terapeuta de Shiatsu y masajista.

En 2011 lancé AMALUR ZEN como  un blog sobre Shiatsu y salud y en 2013 abrí el centro de terapias  AMALUR ZEN ~ Bienestar Integral,  donde comparto el espacio con un equipo multidisciplinar de terapeutas.  ¿Quieres conocer mi historia?